ZELINDA

Nací en Bilbao pero viví en Erandio hasta los 10 años, allí tenía una vida de ciudad donde practicaba el ballet clásico. Más tarde nos mudamos a Galicia donde crecí entre naturaleza.

Después de diversas formaciones y viajes conocí el esquí y fue inolvidable, uno de los días más felices de mi vida. Nunca había podido disfrutar del esquí ya que siempre había vivido lejos de estaciones de esquí. Fue en Sierra Nevada donde empecé y a donde finalmente he vuelto. Después de ese día supe que quería dedicarme a esto.

El esquí me ha permitido conocer a infinidad de gentes, culturas y países como Chile, EEUU, Japón, Australia o Alemania entre otros.

He descubierto que no hay meta inalcanzable si nos lo proponemos, que nunca es tarde ni somos demasiado mayores para comenzar un nuevo camino en la vida. Gracias al esquí he aprendido nuevos idiomas, he trabajado en programas con chicos con discapacidad, he podido aprender del esquí de élite trabajando con el equipo alemán y mil aventuras más.

Intento hacer clases divertidas y entretenidas, cada persona es diferente y hay que adaptarse a las necesidades y personalidad de cada uno. Juego mucho, con los adultos también, (que se nos olvida jugar), e intento hacer cosas que el alumno no se espera. Le doy confianza y seguridad pero al mismo tiempo le saco de su zona de confort y le animo a hacer cosas que cree que no será capaz, pero yo sé que sí.

 

Siempre intento inculcar esa pasión que tengo por este deporte y amor por la montaña. Me llena. Simplemente, me hace feliz.

1b65b5f2-84aa-4c84-90f6-537f9b8041e6 2
image2
  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Twitter Social Icon